"Que tu alimento sea tu medicina"

Durante estos últimos meses de convivencia con el coronavirus, el "tener las defensas altas" ha sido un tema bastante presente en nuestras vidas. O por lo menos, lo ha sido en la mía!

¿Cómo podemos mantener las defensas altas? ¿Cómo podemos mantener el organismo en condiciones óptimas para que pueda sostenerse frente a la presencia los elementos debilitantes con los que convivimos a diario? Y no sólo me refiero al nuevo coronavirus, sino a cualquier tóxico que pueda minar nuestra fuerza vital.

Ayurveda es un sistema médico originado en la India hace más de 5000 años que aún sigue absolutamente vigente en el presente y que nos enseña, entre muchas otras cosas, que podemos reforzar nuestro sistema mediante la dieta que ingerimos ya sea manteniendo una dieta equilibrada a diario, como modificando nuestra dieta puntualmente para conseguir un efecto terapéutico específico.

Si tenéis tiempo de experimentar en la cocina, aquí os paso la receta de un potaje ayurvédico especialmente indicado para limpiar el organismo, desintoxicar, subir las defensas y despejar las vías respiratorias. 

Se puede utilizar como alimento único en casos de salud debilitada por problemas respiratorios pero también como alimentación complementaria a modo preventivo, para mantener las defensas altas.

Los ingredientes son bastante comunes, pero quizás en estos días no tenemos en casa todo lo que hace falta, así que, en algunos casos, he puesto alternativas para que podáis hacerlo y disfrutar de sus beneficios igualmente.

Es muuy fácil de hacer. De verdad.

Aquí la receta para 4 a 6 porciones:

Ingredientes:

1era parte:

1 cucharadita de mantequilla clarificada (ghee), aceite de coco o sésamo (u oliva!)

2 ó 3 dientes de ajo picado fino

1/4 cucharadita de semilla de comino

1/4 cucharadita de semilla de hinojo (puedes reemplazarla por anís verde)

1/4 cucharadita de semilllas de mostaza (puedes usar mostaza común, si no tienes semillas)

una pizca de pimienta de cayena (puede ser pimienta roja)

1/8 de cucharadita de pimienta negra (10-15 granos de pimienta entera)

5 tazas de caldo de pollo o verdura (idealmente casero, pero puede ser agua caliente y pastillas de caldo -recomindo ecológico, sin extracto de levadura)

2 tazas de agua

1/4 taza de judías mung (también llamada soja verde)Si no tienes, puedes usar lentejas rojas -o las que tengas en casa)

1/2 taza de arroz basmati (o el arroz que tengas!)

2da parte:

1/2 cucharadita de cúrcuma en polvo (podría ser curry o alguna especia combinada que contenga cúrcuma)

3 cm de jengibre fresco picado fino (o 3/4 cucharadita de jengibre en polvo)

1/4 cucharadita de sal (sin aditivos, idealmente)

1/2 limón exprimido

2 cebolletas (o cebollas comunes) cortadas en trozos pequeños

Cómo se hace:

Primero suelo poner todas las especias de la 1era parte en un bowl, y las mezclo un poco.

Luego pongo la cacerola sobre el fuego, echo la cucharada de ghee (o el aceite elegido) y una vez caliente agrego el ajo picado y las especias del bowl. Una vez en el fuego, hay que remover constantemente para que no se queme ni el ajo ni las especias, durante 1 ó 2 minutos (o hasta que se doren un poquito).

Una vez las especias y el ajo están doraditos, agregar el caldo y el agua y, cuando rompa el hervor, bajar el fuego y agregar la soja verde y el arroz.

Cubrir dejando una pequeña rendija para que no rebalse, y dejar cocinar a fuego lento 40-45 min (o hasta que quede con una consistencia semi líquida, como un potaje o sopa densa).

Apagar el fuego pero deja la cacerola sobre el fogón.

Agregar los ingredientes de la segunda parte y remover hasta que quede todo bien mezclado.

Y listo!!

Si sobra, se puede guardar en la nevera un día sin problema.

Os animo a probarlo porque, además de muy rica y reconfortante, F U N C I O N A.

Un abrazo y Bon Profit!